¿Me das una tarjeta?

¿Por qué nos molestamos en pedir una tarjeta de visita de un hotel o restaurante al que vamos si luego:

Opción A: siempre termina arrugada en el fondo de nuestro bolso y pasa al olvido.

Opción B: termina hecha una pelotilla cuando la metimos en la lavadora dentro de nuestros pantalones.

Opción C: la tiramos directamente a la basura al llegar a casa.

Me pregunto si alguien utiliza hoy en día los tarjeteros… Me da que no… Entonces… ¿por qué seguimos haciendo y pidiendo tarjetas de visita? Con esa idea me puse a pensar en cómo diseñar las tarjetas de visita de Finca de los Arandinos para que no terminaran en el olvido o, lo que es peor, en la basura.

Y pensé… ¿qué otra utilidad podría yo darle? Mmmmm…. mmmmmmmm….mmmmmmmm…. !!!!!!!   (esto me llevó más que unas “mmmm” y unos puntitos suspensivos, eh?).

Y este fue el resultado: Una tarjeta de visita que además tiene función de marca páginas (punto de libro o como quieras llamarlo), con su lacito y todo. Qué mono!!

Por si os intriga saberlo, los motivos geométricos de las tarjetas son dibujos que hice a partir de las baldosas hidráulicas del suelo que hay en las habitaciones del hotel diseñadas por David Delfín.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una respuesta a “¿Me das una tarjeta?

  1. Enhorabuena!! Me encanta como te han quedado!!! Yo las uso siempre…
    ¿Quién considera que no es posible diseñar un producto con varias funciones y además elegante?
    Pues aquí lo tienes: Para muestra, un botón!… jijijiji

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s